Esto es lo que más necesitas ahora, y que nadie más te ha enviado…

Photo by Ashley Jurius on Unsplash

Te envio una patada en el trasero. Y, por supuesto, con mis mejores deseos!

Tú: "¿Pero, por qué la salvajada?"

Yo: "Porque es justo lo que necesitas ahora. Déjame explicarte…"

En este momento tienes los ojos bien abiertos, y lo sé porque estas leyendo estas palabras. Sin embargo, estás dormido, estás en una especie de trance. Estás en un trance que no te permite ver la realidad, ni siquiera te permite realizar tu propia situación profesional actual. Los cambios disruptivos que afectan a tu profesión, mercado, empresa e industria te están volviendo obsoleto(a).

Ahora, imagina por un momento que te doy una patada en el trasero y luego tú amablemente me lo agradeces. No porque seas masoquista, sino porque la patada sirvió para despertarte y al despertar realizas que tu trayectoria profesional actual está destinada al fracaso. Realizas (gracias a mi oportuna patada) que vas en camino a la obsolescencia.

Este es, más o menos, el diálogo:

Yo: "Toma tu patada en el trasero. Es por tu bien…"

PUUM!

Tú: "Gracias! Ahora me doy cuenta de cuán dormido estaba y de cuanto necesitaba esa patada. Te lo garadezco, ha sido muy oportuna!"

Yo: "De nada, quedo a tus órdenes para cuando necesites otra… y gratis, consideralo un favor de mi parte…"

De nuevo… ¿Por qué necesitas despertar?

Simple: Porque estás en camino a ser obsoleto(a) y hasta ahora has estado dejándote llevar por la corriente. Haciendo lo mismo que haces todos los días y redeandote de la misma gente que también está rumbo a ser obsoleta.

A eso se le llama inercia, y es letal.

Entender el impacto de los cambios (por ejemplo tecnológicos y socio/culturales) es un tema muy serio y posiblemente uno de los retos más importante que deberás asumir en tu vida. La velocidad, la magnitud y el efecto combinado de los cambios a los que estan expuestos tu y tu organización no van a disminuir. Por el contrario, seguramente seguirán aumentando.

Por ejemplo, te invito a reflexionar por un momento acerca del efecto combinado de estas tecnologías y tendencias sobre tu industria:

  • Inteligencia Artificial
  • Blockchain
  • Nanotecnología
  • Edición de Genes
  • Virtualización
  • Computación en la Nube
  • Computación Cuántica
  • Realidad Virtual y Realidad Aumentada
  • Control por Voz
  • Drones
  • Vehículos autónomos (Sin conductor humano)
  • Vehículos eléctricos
  • Seguridad Biométrica
  • Internet de las Cosas (IoT)
  • Robótica
  • Impresión 3D
  • Nueva carrera espacial (Turismo, Colonización, Minería, Milicia, etc.)

Es indispensable que no subestimes el impacto de estos cambios y tendencias. Sin importar cuál sea tu industria y tu profesión, los cambios ya están aquí. Y éste, es un tema casi de supervivencia. Si te subes a la ola ahora es posible que sobrevivas, si te quedas mirando pasivamente sufrirás las consecuencias.

Tantas innovaciones y cambios simultáneos producen una polarización de extremos: grandes oportunidades, y al mismo tiempo, grandes adversidades.

Y por lo tanto, se están formando dos polos o grupos de personas y organizaciones.

¿En cuál estás tú? ¿Serás de aquellos que…?

  • Sobrevivieron porque aprovecharon las nuevas oportunidades, o
  • Desaparecieron porque fueron víctimas de las nuevas adversidades.

La clave está en que sin importar cuál sea el cambio (o combinación de cambios) que te afecten, todos los cambios pueden ser vistos como oportunidades y como adversidades. En otras palabras, los cambios son en esencia neutrales.

Así que despierta ya y hazte estas preguntas básicas:

  • ¿Conocemos los cambios y tendencias que nos afectarán a nosotros, a nuestros clientes/usuarios, a nuestros directores/inversionistas, a nuestros socios y proveedores?
  • ¿Cuáles cambios son inminentes? ¿Cuáles cambios nos impactarán en el mediano plazo?
  • ¿Estamos preparados para aprovechar los cambios y convertirlos en oportunidades?
  • ¿Nuestro equipo requiere ser re-imaginado/re-inventado? ¿Nuestra organización requiere ser re-imaginada/re-inventada?
  • ¿Qué pasará si no hacemos nada ahora? ¿En un año, cuál será nuestra posición competitiva en el mercado si no hacemos nada ahora?
  • ¿Qué nos impide aprovechar los cambios y convertirlos en oportunidades?
  • ¿Podemos enfrentar estos cambios solos o necesitamos ayuda?

Hora de tomar acción:

Reflexiona acerca de estas preguntas y luego toma acción. Empieza por la primera y sigue con cada una. Involucra a tu equipo de trabajo, a tu jefe, a los Directores y a los dueños de la empresa.

Si tomas acción es porque despertaste. Recuerda que nada va a cambiar, a menos que empieces a ejecutar acciones diferentes.

Construir un Futuro Viable para ti, tu equipo y tu organización inicia con despertar a la realidad y salir de la zona de confort. Así que despierta, reflexiona acerca de estas preguntas y toma acción!

Si quieres ayuda con estos temas te invito a solicitar una propuesta de asesoría. Utiliza el formulario de contacto: Contacto o llama al (+507) 360-5474

Este contenido fue originalmente publicado en www.GerenteLider.com

ACERCA DEL AUTOR
Ing. Ian Toruño, MBA, SCPM
Es autor de “El Manifiesto del Líder de Proyectos”. Le apasiona ayudar a los líderes y sus organizaciones a alcanzar su potencial para sobrevivir y prosperar en el siglo XXI.

Puedes contactarlo a través del formulario de contacto: Contacto